Mi foto

Futura Administradora Hotelera. Una chica con un raro antojo de ser una persona normal. Escribir es mi pasatiempo y respirar el aire de China mi sueño.

domingo, 4 de mayo de 2014


Cierro mis ojos y sueño que soy libre, muchas veces me gustaría ser libre como un ave, tener alas y volar alto sin pensar en las preocupaciones o problemas; pero luego regreso al mundo real en donde siento que muchas veces me cortan esas alas y caigo en el mismo agujero sin salida. Paso mi vida cayendo y levantándome, incluso cuando a veces no me dan ganas de levantarme otra vez; pero la vida es así.  Pasa frente a tus ojos tan rápido, te das cuenta que te has equivocado pero a veces es tan difícil encontrar como regresar al camino correcto y vuelves a caer. Pero ¿por que equivocarnos tiene que ser algo malo? ¿Acaso la gente no ha escuchado la frase "aprende de tus errores" ? Como cualquiera en el mundo me gustaría que haya una forma de aprender sin equivocarse, sin embargo en esta vida eso no puede ser así. 

Al menos para mí (no sé si para ustedes), es suficiente saber que hice mal, que cometí un error y que la voz de mi conciencia me lo repita sin cesar, para que a parte vengan más voces a mi alrededor a recordármelo, tratando de aferrarme al pasado, inhabilitándome a avanzar, sin siquiera darme su mano para poder levantarme del agujero en el que estoy y más bien hacen que me sienta aun más perdida. Es algo injusto en verdad. Nadie tiene derecho a juzgarte, solo Dios. Existe un ciclo reconciliador que él nos brinda donde si nos arrepentimos verdaderamente de nuestros errores, podemos pedir perdón y comenzar de nuevo. Sin embargo, hay personas que creen que por cometer errores tú no tienes derecho a opinar ni ser feliz y solo se dedican a mirarte como un bicho raro y excluirte de su circulo. Pues yo creo, que la gente debería empezar a verse a si misma antes de hablar de los demás.

"Y el que este libre de pecado, que lance la primera piedra"